Compre Con CONFIANZA - US Toll Free: +1 (833) 699-7798
Mi cuenta | Carrito de compras
0
Sombreros de Panamá Gamboa Sombrero de Panamá Genuino
ENVIO GRATUITO
Para compras de $199 o más

Sombreros para Hombre
Sombreros para Mujer
Estilos
Colores
Accesorios
Sets
Enrollables
Colecciones
Montecristi
Premium
Directo de USA
Los Más Vendidos
Ofertas
Nuevos Productos

GUÍAS
Cómo Comprar Un Sombrero de Panamá
Cuidados del Sombrero
Historia del Sombrero de Panamá
Nuestros Artesanos
REGALOS DE EMPRESA Y RECUERDOS
Regalos Corporativos
Souvenirs Corporativos
Souvenirs de eventos privados
Historia de Sombrero de Panamá
La materia prima para la elaboración de los famosos sombreros de Panamá, es la hoja de palma "Cardulovica Palmata ",comúnmente conocida con el nombre de "Paja Toquilla". 

Esta planta se cultiva principalmente en las partes montañosas de la Costa y Oriente ecuatorianos, en las provincias de Manabí, Guayas, Esmeraldas y Morona Santiago.

Cuando los conquistadores españoles llegaron a lo que hoy en día son las provincias de Guayas y Manabi en la costa ecuatoriana, registraron a indios nativos usando sombreros de paja que cubrían sus orejas y cuellos. Estos sombreros parecían Tocas, como las que usan las monjas o las viudas en Europa entonces llamaron a estos sombreros como Toquillas y a la paja con la que se hacen como “Paja Toquilla”.

Según la leyenda este sombrero autóctono consiguió su nombre cuando el Teddy Roosevelt participó de la inauguración del Canal de Panamá (1913), recibió como obsequio un sombrero de paja ecuatoriano, y sin saber su verdadera procedencia, agradeció el regalo mencionándolo como Sombrero de Panamá.

En el período de 1800 a 1900 el sombrero de paja tuvo un gran desarrollo y su presencia a nivel mundial fue cada vez más notoria, ya que estuvo presente en eventos como la fiebre de oro de California y la exposición de Paris en 1900.

Sabemos hoy que el "Sombrero de Panamá" está hecho en Ecuador. Los secretos para la elaboración de este sombrero, pasa de generación en generación y actualmente es elaborado en forma manual, principalmente en Cuenca y Montecristi.

Cada sombrero es único, totalmente artesanal, por lo que debe ser cuidado con esmero.